23 de enero de 2012

Teología

–Dios existe –dijo el capellán.
–Pero no se involucra –replicó el torturado.

1 comentario:

acormio@ciudad.com.ar dijo...

y pensar que un dia te pedi me escribas una carta porque nos ibamos de vacaciones; carta que aun guardo entre viejos recuerdos. fuiste mi gran amigo, hoy te leo y te reconozco, como si el tiempo no hubiera pasado... pero la pregunta de mi hijo...que lees ma? quien es Santiago Ambao? me devuelve de mi adolescencia... que lindo encontrarte. Alejandra Cormio.