7 de marzo de 2019

Talleres 2019

Ya se encuentran abiertas las inscripciones a los talleres de Escritura y Lectura Creativa que estaré impartiendo en el transcurso del año en el marco del Programa Cultural en Barrios, del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.








27 de abril de 2018

Seminario de microrrelato

El humor y lo fantástico en los cuentos brevísimos

Los jueves 17 y 24 de mayo daré un seminario sobre el humor y el género fantástico en el microrrelato. El seminario tendrá lugar en el Centro Cultural Alfonsina Storni (Tucumán 3233, de la Ciudad de Buenos Aires), de 18 a 21 hs., y será gratuito. Las inscripciones son en el mismo centro.

30 de marzo de 2018

Cuatro cuentos


Los cuatro relatos que presento en esta edición digital han aparecido, de alguna forma más o menos precisa, en ocasiones anteriores. Dos de ellos —«La nieve de enero» y «El pasado»— fueron publicados en el suplemento cultural Ñ del diario Clarín, en los años 2011 y 2013 respectivamente, mientras que el cuento «El viejo» ha formado parte de la antología Novísima Narración. Narrativa amerispánica actual, publicada por la Institución Fernando el Católico y la Diputación de Zaragoza en el año 2012. El último de los cuentos aquí reunido «El pozo»ha tenido cierta visibilidad, aunque diferente: es la consecuencia de un guion que escribí hace ya años, algo así como una adaptación pero en el sentido inverso del tradicional, es decir un guion adaptado a la literatura. Cuando, con posterioridad a esta adaptación literaria, el guion finalmente encontró director, lo reelaboramos parcialmente: el cortometraje resultante fue seleccionado para participar en competencia oficial en los festivales internacionales de Mar del Plata, Guadalajara y La Habana en el transcurso de los años 2016 y 2017. 
Aquí dejo los vínculos para quien los quiera descargar.

7 de noviembre de 2017

El pozo

A Hernán Garbarino lo conocí en uno de los talleres que yo coordinaba en la Biblioteca Popular Benito Nazar, allá por el 2015. Con una sólida trayectoria como montajista, por entonces buscaba algún proyecto para comenzar un recorrido en la dirección. A raíz de eso le pasé un guion que había escrito varios años antes, y que seguía medio huérfano. Hernán se interesó de inmediato, y como es natural en estos casos, le dimos alguna pequeña vuelta a la historia para que él la sintiera propia. De ese trabajo surgió el guion final, que Garbarino dirigió y produjo. Lo curioso del proceso, por mi parte, es que un par de años antes de que el guion encontrara director, se me había ocurrido también hacerlo cuento. Claro que no se trató de una transcripción, sino una adaptación en todas las de la ley. Un camino raro, porque por lo general los textos literarios se adaptan al idioma cinematográfico, y pocas veces ocurre lo contrario. Si bien con Hernán nunca trabajamos a partir de la versión literaria, tal vez por comodidad, en los créditos figura el guion como la adaptación de un cuento, aunque lo justo sería decir lo contrario. Por supuesto, nada de eso importa demasiado. Importa, sí, el sólido recorrido del cortometraje: entró en competencia oficial en los festivales de Mar del Plata, La Habana y Guadalajara. Eso, y la experiencia inhabitual de despegar con un guion y aterrizar en un cuento. Hoy comparto, acá, el cortometraje y, como yapa, también su hermano literario, para los que quieran curiosear. 



31 de agosto de 2017

Taller intensivo de microrrelato

Los miércoles 20 y 27 de septiembre, estaré dando un taller de Microrrelato y Narrativa Breve en el Centro Alfonsina Storni, de Balvanera (Tucumán 3233). Consultas a lapalabramecanica@gmail.com

7 de marzo de 2017

Taller anual de microrrelato

Durante los viernes de 2017, estaré dando un taller de microrrelato y relato brevísimo en el Centro Cultural Sebastián Piana (Puan 360, Caballito). El taller es parte del Programa Cultural en Barrios, del Gobierno de la Ciudad, y es gratuito. Las inscripciones se hacen en el mismo centro, con fotocopia de DNI, a partir del 13 de marzo, de 18 a 21hs.

3 de noviembre de 2015

La última joda de Rinaldi

o trilogía completa



Cuando un país se desintegra muchos corren espantados y apenas un puñado defiende sus ideas. Pero si la caída te agarra lejos de cualquier lado, la posibilidad de la huida se desvanece y la radicalización se potencia. El problema es para los pocos inocentes que no abrazan certezas: imaginate con el único refugio de un tren inútil, arrinconado entre una delegación de curas dogmatizados y una avanzada de neopostroskos optimistas. Efectivamente: ahí te quiero ver. Y por más raro que parezca, algo así pasó hace no tanto, en nuestro querido norte. La batida entre los auspiciantes de un regreso al oscurantismo medieval y los adalides de la construcción del hombre nuevo fue eclipsada por un país que parecía desgajarse. Pero merecía que alguien la rescatase, y por eso la cuento en La última joda de Rinaldi.

29 de septiembre de 2015

Un milagro al revés

o la burbuja psiquiátrica
o la moda de volverse loco


De burbujas vive el capitalismo y sin ellas el mundo sería tan plano y aburrido, tan sin crisis ni repentinos desgraciados, que la industria periodística debería tirar, todavía más, de luchas entre pánfilos mediáticos. Entonces, tal vez, las burbujas están ahí para que existan las noticias. Aunque también es verdad que los especuladores las veneran casi como al sushi y los banqueros las alientan tanto como a la desigualdad.
Pero burbujas hay de todos los colores: desde las inmobiliarias hasta las tecnológicas; desde las cambiarias a las petroleras. Alguna vez, incluso, en algún pueblo perdido de la Provincia de Buenos Aires, hubo una hecha de gente que se volvía loca para ganarle tiempo al tiempo. Esto pasó en el 2001, en un pueblito que se llama o llamó Florindo Saucedo. De eso va mi novela breve, Un milagro al revés, que escribí hace como ocho años y conforma la segunda entrega de la Trilogía de los milagros. Abducción Editorial la acaba de editar en Chile y confiamos en que más o menos pronto cruzará la cordillera. Aunque usted, si es ansioso o está todavía más lejos, la puede pispear en internet.
Ojo, lector: si usted encuentra algún vínculo entre esta historia y aquella costumbre de traer dólares del futuro para engordar una paz cambiaria, es pura coincidencia. Esta novela va de locos, nomás. De locos que se reproducen. O de la moda de volverse loco.




18 de mayo de 2015

La invención de Dios

Hace ya casi diez años, escribí una novela brevísima llamada La última joda de Rinaldi, cuyo espíritu sobrevolaba esa triple frontera en la que el realismo, el absurdo y lo fantástico se miran con más complicidad que sospecha. Me cautivó el género y, con pausas mediadas por otras historias y otros registros, fui volviendo a esos pagos cada dos o tres años. El resultado fue algo así como una trilogía, que se completó con Un milagro al revés y La invención de Dios. Las tres compartían el espíritu exagerado y —espero— humorístico. La tripleta durmió, durante años, en algún estante, hasta que Juan Carlos Cortés fundó la editorial Abducción y me chifló en busca de material. Él había leído Burocracia y, tras contarme sobre su proyecto, me preguntó si tenía alguna novela de ciencia ficción. Claro que tenía alguna —espero escribir pronto un post dedicado a Cuarentena—, pero también tenía este pack que, si bien está alejadísimo de la ciencia ficción, intuí que le podría interesar. El material voló a Santiago de Chile y la respuesta no se demoró demasiado.


15 de mayo de 2014

Talleres de narrativa breve y microrrelato


Están abiertas las inscripciones para los talleres de narrativa breve y microrrelato que estoy dando en el barrio de Villa Crespo. Para más información pueden escribir a lapalabramecanica@gmail.com.

20 de abril de 2014

Las historias más breves del mundo

Casi todos han escuchado, alguna vez, el término «microrrelato». Y casi todos han leído alguno. Sin embargo pocos podrían precisar de qué se trata el género. Pero... ¿género? ¿El microrrelato es un género, como el cuento o la novela? Pues a esta altura, ya no quedan dudas de que es así... por supuesto, ha habido, durante años, resistencias para darle ese «rango». Pero más allá de las luchas de clases (literarias), más allá de los intentos de algunos académicos o autores por marginar la narrativa brevísima —o por considerarla un apéndice del cuento sin entidad propia—, los microrrelatos se han ganado un lugar en las editoriales, en las revistas literarias, en las aulas de los talleres y, sobre todo, entre las obras de autores indiscutibles. Si hasta se han realizado ya siete ediciones del Congreso Internacional de Microficción, y la octava tiene fecha: en octubre, en la Universidad de Kentucky.

21 de febrero de 2014

Microficción: herramientas creativas, en el Centro Cultural Borges

Narrar con la mínima cantidad de palabras es un arte de síntesis y concentración. Para que una microhistoria logre esa condensación que el género exige —sin naufragar en la falta de sustancia— , los autores suelen echar mano de ciertos recursos como la intertextualidad, el humor, el trabajo sobre la misma materialidad —el lenguaje—, la irrupción de lo fantástico o la elipsis extrema, entre tantos otros. En el curso Microficción: herramientas creativas, analizaremos el uso que los grandes autores hacen de estos recursos y los pondremos en práctica en los textos que los mismos asistentes escribirán.

16 de enero de 2014

Seminario de Introducción al Microrrelato, en el Centro Cultural Borges

¿El microrrelato es un género propiamente dicho? ¿Cuáles son sus características? ¿Cuál es su historia? ¿Qué diferencia al microrrelato del cuento breve? ¿Y de la poesía en prosa? ¿Es lo mismo el microrrelato y la microficción?
El Taller de Microrrelato es una introducción al género, tanto para lectores que pretendan ponerse del otro lado, escribiendo sus propios microcuentos, como para autores interesados en explorar detenidamente el universo de la microficción.

26 de noviembre de 2013

Literatura de bajo presupuesto

(o un bidón de quince litros)

   A principios del año 2008, en Barcelona, con un puñado de amigos —y amigas, que estamos en siglo XXI— comenzamos a juntarnos en algún bar o en la playa para charlar sobre literatura y compartir nuestros textos. La empresa era colosal y maravillosa, porque no pretendía abrir puertas a la visibilidad ni servir de escalerita a esa fama de medio pelo a la que aspiran hoy los escritores, sino, apenas, disfrutar. Por entonces yo siempre estaba metido en algún proyecto novelístico y pensé que, de cara a la lectura en estas tertulias, resultaría provechoso ensayar algún tipo de brevedad. Así fue como escribí mi primer microrrelato, «Teología», que es, en rigor, una adaptación de las líneas que abren Burocracia, mi segunda novela.


   Pronto descubrí que la microficción era más que un juego: era una manera de afinar la puntería, de cincelar con palabras, de sugerir historias y, también, de reflexionar sobre la dimensión poética y el «fuera de campo» de la narrativa. Y comprendí que conocer el género del microrrelato a fondo es un excelente camino para pensar mejor la novela.
  También descubrí que el microrrelato encuentra en el blog una muy buena forma de difusión. A partir de entonces, y durante más de tres años, escribí periódicamente microficciones que colgué en Brevedades de una Morsa a la Deriva. También, en esos años, leí mucho sobre el género y dicté varios cursos de microrrelato en distintos centros culturales de Barcelona. Podría decir que desde el principio entendí que este es un género grande.
   Ya iniciado el 2012 empecé a considerar la posibilidad de ponerle punto final al blog. Los textos de la Morsa a la Deriva representan un recorrido: no todos tienen la misma calidad, pero siempre pensé al blog más como un cuaderno de apuntes abierto a los lectores que como una selección de obras acabadas. Como todo cuaderno de apuntes, me parecía que su mejor epílogo sería la obra que propone. Por eso seleccioné los microrrelatos que por distintos motivos más me representan —o que considero a la altura de conformar un pequeño volumen de microcuentos—. Este libro, como no podía ser de otra manera, se tenía que llamar Literatura de bajo presupuesto. Y aquí lo tienen: pueden descargarlo y transitarlo en cualquier dispositivo móvil, imprimirlo o leerlo en línea. Cada microrrelato que colgué en el blog fue como una botellita que arrojé al mar de la web. Entonces podría entenderse este libro como un bidón que esta Morsa a la Deriva abandona a las aguas digitales. 

Para descargar la versión digital, pasá por acá:

19 de noviembre de 2013

La peste peor

   Hará unos diez años escribí mi primera novela. Para entonces apenas si había garabateado algunos pocos cuentos y ese logro fue la consecuencia de una perseverancia más o menos insensata. Esa novela contaba, en clave humorística, las desventuras de Vilcabamba, un pueblo que supo construir un sistema político capaz de evitar los vicios de nuestras deslegitimadas formas electorales: la azarocracia. En aquella Vilcabamba de La peste, los cargos públicos se sorteaban para desalentar el mezquino interés de los políticos profesionales. Sus habitantes se sacaron así de encima la casta política, aunque no pudieron hacer lo mismo con el poder económico reconcentrado: a Severo Loja, el dueño de la única funeraria del pueblo, le bastó una epidemia para convertirse en el tipo más poderoso del valle. Tan bestial fue aquella enfermedad que apenas acabada el efecto rebote acabó también con las muertes. Eso, para Severo, significó la irrupción del aburrimiento en su vida. Y el poder, la soledad y el aburrimiento son un cóctel explosivo. En su caso, lo llevó a fundar el primer canal de televisión de Vilcabamba y a realizar una campaña publicitaria que perseguía el único fin de sacarlo de la tristeza.

22 de abril de 2013

Concurso "Microrrelatos Out Sider"

Gracias a los amigos de ediciones Out Sider, que han seleccionado a mis micros Atardecer en el campo (de batalla) y Cross a la mandíbula, ambos extraídos de Brevedades de una Morsa a la Deriva, entre los ganadores del concurso "Microrrelatos Outsider".


22 de julio de 2012

Novísima relación. Narrativa amerispánica actual



Hace unos días recibí un ejemplar de Novísima relación. Narrativa amerispánica actual, en el que Daniel Mesa Gancedo compila textos de distintos autores de América, que han escrito desde España. Uno de mis cuentos, «El viejo», ha sido incluido en el libro, lo que significa para mí el  privilegio de ver mi nombre entre los de escritores como Fernando Iwasaki, Marcelo Luján, Jorge Eduardo Benavides o Daniela Tarazona, sólo por citar algunos. Todo un lujo.  




20 de julio de 2012

Antología


Ayer tuvo lugar el encuentro MicroLiterario que La Palabra Mecánica (Marcela “Musa” Sabbatiello + el que suscribe) organizó en el Centro Cívico Pati Llimona. En el encuentro leyeron sus obras David Roas, Víctor Lorenzo, Xavi Blanco, Susana Camps, Julio Quintas, María Guilera, Pedro Herrero, Raúl del Valle, Elena Montes, José Martínez Nuévalos, Belisa Bartra, Isabela Méndez y también estuvimos compartiendo algún micro nuestro los organizadores. Luego, en el contexto de una mesa redonda, Jesús Esnaola, Iván Humanes y Fernando Remitente (en representación de la Internacional Microcuentista) hablaron sobre distintos aspectos relacionados a la creación microliteraria, como así también a sus formas de difusión, del blog y del papel. Ellos, por supuesto, también compartieron algunos de sus micros con el público.

Aquí publico una breve antología que recoge los textos leídos. 



Si quieres descargar el PDF, puedes hacerlo siguiendo este link, o puedes escribirnos a lapalabramecanica@gmail.com y encantados te lo enviaremos por mail.

10 de julio de 2012

Atardecer en el campo (de batalla)

Al frente de un escuadrón diezmado, el teniente disfruta de una puesta de sol rabiosamente bella sobre la colina sembrada de muertos y mutilados. Y con tristeza, con inmensa tristeza, festeja la victoria. 


9 de julio de 2012

Encuentro MicroLiterario



El día 19 de julio, a las 19hs, tendrá lugar en el Centro Cívico Pati Llimona el encuentro MicroLiterario que organizará La Palabra Mecánica (Marcela Sabbatiello + Santiago Ambao). Reconocidos autores de minificción leerán algunos de sus textos (entre otros, estarán presentes compartiendo su obra Víctor Lorenzo, Fernando Remitente, Susana Camps, Julio Quintas, Jesús Esnaola, Iván Humanes, Xavi Blanco y David Roas). Luego, en el contexto de una mesa redonda, Jesús Esnaola, Iván Humanes y Fernando Remitente —en representación de La Internacional Microcuentista— charlaran sobre la actualidad del microrrelato. 

22 de junio de 2012

Suicida

Más o menos a la altura del quinto piso, supo que era verdad: antes de morir, toda su vida se proyectaba frente a sus ojos. Aunque le asombró que sucediera en tiempo real. 

18 de junio de 2012

Curso intensivo de microrrelato


En julio estaré impartiendo un curso-taller de microrrelato en el Centro Cívico Pati Llimona. El curso estará compuesto por cuatro encuentros de tres horas cada uno, en los que leeremos y analizaremos microrrelatos de reconocidos autores. A partir de esas lecturas abordaremos los temas clave de la escritura de microrrelatos, como la narratividad y la brevedad, el uso de la elipsis, la intertextualidad, el rol del lector, el abordaje de lo fantástico y el humor. También trabajaremos sobre los micros que los asistentes escriban.
El curso tendrá lugar los días 5, 9, 12 y 16 de julio (jueves y lunes) de 18 a 21hs. El precio del curso es de 36 euros. La inscripción se realiza en el mismo centro.




¿Dónde?

Carrer de Regomir, 3 (metro Liceu o Jaume I).

¿Cuándo?

Días 5, 9, 12 y 16 de julio (jueves y lunes), de 18 a 21hs.

26 de marzo de 2012

25 de marzo de 2012

Curso de Microrrelato

De abril a junio impartiré un curso de microrrelato en el Centro Cívico Pati Llimona de Barcelona (carrer de regomir, 3, metro Liceu o Jaume I). El curso comenzará el día 16 de abril y tendrá lugar los lunes, de 19 a 21hs. En total serán nueve encuentros, y el precio del curso es de 55 euros. Cualquier interesado puede escribir a lapalabramecanica@gmail.com para pedir más información o acercarse al centro. ¡Las inscripciones se cierran el 30 de marzo! 




24 de marzo de 2012

Consensos

.....Basta con que el parlamento promulgue una ley para que de inmediato se cumpla. Que florezca el desierto, que de los ríos brote leche, o de las piedras, ríos. El único límite es su imaginación. Así funciona el poder en aquella isla en la que nunca le han dado la espalda a su ancestral cultura de chamanes y magos. Basta apenas eso, y el acuerdo unánime de los parlamentarios, fieles representantes del pueblo. 
.....Hace cien años que se constituyó aquel orden. Hace cien años que se presentaron las primeras cien propuestas.
.....Aún se están discutiendo. 

5 de marzo de 2012

Microtaller de Microrrelato



El Sábado 10 de marzo, de 10:15 a 13:45 hs., impartiré junto a Marcela Sabbatiello un taller intensivo de microrrelato en el Centre Cívic Can Castello (c/Can Castello, 1-7, Barcelona).
El taller será gratuito y las plazas, limitadas. Si te interesa,  inscríbete   enviando un correo a lapalabramecanica@gmail.com (coloca en el asunto "Microtaller Can Castello").

20 de enero de 2012

Microtaller de microrrelato


El Sábado 28 de enero, de 10:00 a 14:00 hs., impartiré junto a Marcela Sabbatiello un taller intensivo de microrrelato en el Casal del Barri Pou de la Figuera (C/Carders, 33, metro Jaume I, Barcelona). 
El taller será gratuito y las plazas, limitadas. Si te interesa,  inscríbete   enviando un correo a lapalabramecanica@gmail.com (coloca en el asunto "Microtaller Casal del Barri").

19 de enero de 2012

Entrevista en Pliego Suelto

Los amigos de la revista literaria Pliego Suelto me hicieron una entrevista que acaban de publicar en su número de enero, dedicado a "literatura y religión" (un marco muy adecuado para charlar sobre mis historias, ciertamente). La entrevista pueden leerla al final de la revista, a partir de la página 28. La transcribo también aquí abajo...


12 de diciembre de 2011

Premios y castigos

    
Durruti leyó el informe despacio, zumbando cada frase. Ordoñez permanecía rígido frente a su escritorio. Esperaba la aprobación de su jefe, aunque se preparó para lo peor: sabía que él era tan impredecible como exigente.
Apenas terminó la lectura, Durruti dejó la carpeta junto a la computadora, hizo una pausa bastante teatral mientras jugueteaba con el bolígrafo y, finalmente, sentenció:
–Ordoñez, de verdad, casi que me veo obligado a mandarlo bien a la mierda.
Él obedeció de inmediato por esa debilidad de carácter que muchos confundían con obsecuencia, pero también porque la propuesta le pareció encantadora. Y mientras volaba en la dirección sugerida por su jefe, con una sonrisa que le cruzaba la cara, adivinó la envidia de las otras moscas que debían seguir en la oficina hasta las seis en punto.

27 de noviembre de 2011

Microtaller de Microrrelato


El Sábado 10 de diciembre, de 10:00 a 14:00 hs., impartiré junto a Marcela Sabbatiello un taller intensivo de microrrelato en el Casal del Barri Pou de la Figuera (C/Carders, 33, metro Jaume I, Barcelona). 
El taller será gratuito y las plazas, limitadas. Si te interesa,  inscríbete   enviando un correo a lapalabramecanica@gmail.com (coloca en el asunto "Microtaller Casal del Barri").

28 de octubre de 2011

Intrusos

     Esa tarde sintió algo extraño al verla. Como si no fuera ella. Sin embargo se movía por la casa con tanta naturalidad, lo miraba con una ternura que a él le parecía tan difícil impostar, que optó por el silencio. La vigilaría de cerca, le haría creer que lo había engañado. Fingiría una convivencia sin sospecha.
     Han pasado ya tantos años de aquella tarde. Ahora él sabe que no es su esposa. Hay detalles que a un hombre despierto no lo toman desprevenido: la toz seca a la mañana temprano, las cosquillas en el costado izquierdo –un poquito abajo del pecho–, la pasión por el chocolate amargo. Y la forma de mirar: con esa complicidad lejana, como si a ella también le hubieran cambiado el marido, como si pudiera entenderlo, como si le doliera esa distancia leve aunque infranqueable que desde hace años los separa.
     En el fondo, él siente pena por ella. Le atormenta creer que ha irrumpido en su vida para ocupar el lugar de otro. Hace años que, a causa de esta sensación, le cuesta conciliar el sueño.  

20 de octubre de 2011

Microtaller de Microrrelato



El lunes 7 de noviembre, junto a la Musa Sabbatiello, impartiré un taller   intensivo de microrrelato en el Consulado General de la República Argentina, Av. Paseo de Gracia 11, 2ª planta, escalera B (Metro Passeig de Graçia), Barcelona. El horario del taller será de 18:30hs a 21:30hs. El taller será gratuito y las plazas son limitadas.
Inscríbete enviando un correo a lapalabramecanica@gmail.com [coloca en el asunto "Microtaller Consulado"].

24 de septiembre de 2011

Suicidio asistido


     Harto de amanecer en una oficina gris y de atravesar el día rodeado de hombres descoloridos, cansado de soportar a dos hijos que no había querido querer antes de engendrar ni aprendió a querer después, agotado de una esposa sin imaginación ni más voluntad que la de desoír sus deseos y obedecer mandatos, Aristóbulo Aristiboldi se planteó muy seriamente, al cumplir cuarenta años, morir. Hombre paciente y metódico, leyó cuanto pudo al respecto. Maneras de suicidarse había decenas; infalible, ninguna. Por cada persona que se quita la vida, al menos veinte han intentado hacerlo. Una perspectiva francamente desoladora.
     No supo si felicitarse por la investigación, que sin duda le ahorraría el riesgo de sobrellevar un penoso fracaso, o si maldecirse por ella, que le arrebataba la posibilidad de sentirse, aunque fuera por un segundo, el dueño de su vida.
     En todo caso, se dijo Aristóbulo, hay que reflexionar sobre el tema.
     Así es como durante varios meses continúo harto de amanecer en una oficina gris y de atravesar el día rodeado de hombres descoloridos, cansado de soportar a dos hijos que no había querido querer antes de engendrar ni que aprendió a querer después, agotado de una esposa sin imaginación ni más voluntad que de la desoír sus deseos y obedecer mandatos. Hasta que descubrió que ese era, sin duda, un modo eficaz de suicidarse. Lento, sí; doloroso, también. Pero, sobre todo, eficaz. Al fin y al cabo, solo una seguridad tenía: nadie podía sobrevivir a una vida como aquella.

22 de septiembre de 2011

Microtaller de Microrrelatos



El jueves 6 (18 a 21hs.) y sábado 8 (de 11 a 14hs.) de octubre estaré junto a Marcela Sabbatiello dando un taller intensivo de microrrelato gratuito en el Casal del barri Pou de la Figuera, c/ Sant Pere Més Baix 70 (Metro Urquinaona).

Para apuntarte, escríbenos a lapalabramecanica@gmail.com 
colocando en el asunto "Intensivo 2 jornadas Pou de la Figuera".

TE ESPERAMOS.




29 de agosto de 2011

Obra pública

.
–Venimos a buen ritmo, Ministro.
–¿Cuánto calculan que falta?
–Según las previsiones, ciento cincuenta años. Pero yo creo que en ciento veinte o ciento treinta podemos terminar.
–Deberíamos acelerar un poco, la quiero lista en cien años. Si necesita más chinos se los mandamos, si chinos es lo que nos sobra.
–No, no, de chinos estamos bien. Pero hay un montón de montañas ahí, todo para arriba y para abajo, los pobres chinos laburan como chinos, pero no es fácil.
–No me venga con excusas. La quiero lista en cien años y no se habla más. ¿Sabe el empujón que le va a dar a nuestra economía la muralla esta? ¿Se imagina la de turistas que van a venir a verla? Yo le prometí al señor Ming, cuando juré como ministro de turismo, que la íbamos a inaugurar antes de que se termine su dinastía. Y yo soy un hombre de palabra. Así que vaya y apure a los chinos esos, que son unos vagos. Y que me dejen el revoque parejito que yo mismo voy a darme una vuelta por ahí cualquier año de estos.

.

6 de agosto de 2011



En Burocracia, la segunda novela de Santiago Ambao, hay invenciones como las siguientes: "una ciudad de cincuenta millones de habitantes", un "Barrio marítimo" de marginales, un estado hipertrófico, una celúla de terroristas (según el estado) o revolucionarios (según la célula), deudores impositivos suicidas, tecnologías imposibles, una mujer inalcanzable y unos misteriosos "portales sonoros" que aparecen en cualquier parte de la ciudad y permiten escuchar las conversaciones que ocurren en otra. El conjunto resultará familiar a los lectores de novelas distópicas como, digamos, 1984 de George Orwell, o Nosotros de Yevgeni Zamiatin, pero Ambao juega con esos elementos en varios géneros a la vez. Puesto a definir, uno diría que ha escrito un policial de ciencia ficción política, con la salvedad de que parte de la riqueza del libro reside en su indefinición.
(...) como las voces de los portales, la suya llega de manera inesperada: hasta la publicación de esta novela, que obtuvo el Premio Joven de Narrativa otorgado por la Universidad Complutense de Madrid, pocos conocían a este argentino de Banfield radicado en Barcelona. Precisa, atemperada, límpida, es una voz muy poco usual en la literatura argentina.

Leer la reseña completa aquí

22 de junio de 2011

Libertades


      El portón del hospital permanece abierto apenas un instante, el suficiente para que entre el coche del director. Y el loco aprovecha y mira. Mira el mundo, sus calles asfaltadas, sus edificios de cemento. Mira los postes de luz, los tachos de basura y las antenas de televisión. Mira a los chicos que salen de la escuela y a los oficinistas en sus pausas para almorzar y a madres apuradas y a un kiosquero y a dos policías y a varias maestras jóvenes, casi todas lindas o por lo menos tetonas. El loco siente tanto mundo metiéndosele a chorros por las pupilas, casi como si le doliera. Cuando el portón se cierra, le desconcierta una pena corrosiva. Y mientras la pena muta, poco a poco, en lástima, el loco piensa: “Pobre gente, encerrada ahí afuera”. 



17 de junio de 2011

Reseña de Burocracia



En la edición de junio de la revista literaria Leer, de España, han sacado una reseña de Burocracia. Aquí la comparto.

7 de junio de 2011

Palabras

 

El economista relee el informe; la segunda oración le hace ruido. Reflexiona. Tacha donde dice “subdesarrollados” y cambia por “emergentes”. Se reclina satisfecho en su sillón. Él lo sabe: técnicamente, es un poeta.


6 de junio de 2011

Charlando sobre Burocracia

En mi última visita a Buenos Aires, estuve conversando con Raúl Vigini, de La Opinión de Rafaela, sobre Burocracia y otras cuestiones literarias. Acá está la versión digital de la entrevista, que salió el 4 de junio.